Cuestión de Huevos

Pequeños cambios en los hábitos alimenticios nos pueden llevar a grandes mejoras no solo en nuestro estado de salud sino en el del medio ambiente. Consumir huevos ecológicos es una forma sencilla de empezar. Actualmente en la mayoría de supermercados podemos encontrar huevos de las llamadas gallinas camperas, conocidas popularmente como "gallinas felices". Es cierto que cuestan algo más que los huevos habituales, pero estamos pagando por un producto de calidad con ciertas garantías. Yo creo que merece la pena.

A continuación algo de información en el etiquetado de los huevos de gallina sobre su forma de producción para tenerlo bien clarito a la hora de elegir.

Etiquetado del huevo

El primer dígito del etiquetado de los huevos de gallina indica el modo de cría:


Si es un 3 "criadas en jaulas": 

Gallinas criadas en jaulas

Las gallinas están dentro de jaulas diseñadas para facilitar la recogida de los huevos, evitando que se ensucien con el estiércol. Tienen acceso continuo al agua y a una alimentación equilibrada. 

Estas instalaciones facilitan el control sanitario y la limpieza. Suelen contar con un espacio máximo para cada gallina de 600 cm2, es decir, menor que la superficie de un folio. 

Se les suele cortar el pico (operación muy dolorosa) para que cuando estén desesperadas por el estrés, no puedan picotear a sus compañeras. Al pisar sólo el alambre de las jaulas se les producen gravísimas heridas y malformaciones en las patas. Estas gallinas es probable que nunca lleguen a ver la luz del sol directa.



Si es un 2 "criadas en suelo": 

Gallinas criadas en suelo

Las gallinas se mueven libremente dentro del gallinero, en el que tienen comida, agua, ponederos y zonas de descanso. 
Suelen criarse en el suelo de naves densamente pobladas, de hasta 12 gallinas por metro cuadrado. 

En épocas de calor muchísimas mueren por asfixia. No están en jaulas, pero nunca salen al exterior y apenas tienen espacio para moverse. 

El amoníaco y el hedor de las heces contaminan el aire y proliferan las enfermedades. También se les suele cortar el pico para que no se agredan una a otras.

Si es un 1 "camperas": 



Las granjas tienen, además de un gallinero como el de las gallinas en suelo, corrales al aire libre donde las gallinas salen a picotear, escarbar y darse baños de arena. La densidad de las gallinas fuera del gallinero no suele ser superior a una cada 4 metros cuadrados.
 








Si es un 0 "de producción ecológica": 

Las instalaciones son similares a las granjas de gallinas camperas, pero se alimentan con pienso que procede en un 80% de la agricultura ecológica y tienen que cumplir unas normas específicas de este tipo de producción, limitándose por ejemplo el uso de antibióticos y productos químicos. A pesar de esta normativa es fácil confundirse. Algunas marcas mezclan los términos indiscriminadamente: huevos camperos de gallinas criadas en suelo que llevan el etiquetado 2, gallinas alimentadas ecológicamente que llevan el etiquetado 3, etc. 


Por lo tanto la única garantía fiable es mirar este primer dígito del etiquetado del propio huevo.


Normativa de referencia:

Directiva 2002/4/CE, relativa al registro de establecimientos de gallinas ponedoras
Rgto. 1907/90 y sus modificaciones
Rgto. 1274/91 y sus modificaciones
Real Decreto 372/2003 de 28 de marzo por el que se establece y regula el Registro general de establecimientos de gallinas ponedoras.